ARCHIVO — 28/06/2013 at 1:43 pm

01 – Epicentro (Ópera prima)

por

01 – Epicentro (Ópera prima) es la primera experiencia de Gabinete B.A. en Argentina. El gabinete es un dispositivo teatral tan único como inesperado, de tan sólo 1 metro por 2,70 por 1,57. En su pequeño y original formato, nos encierra como partícipes únicos de un espectáculo que se parece demasiado a un sueño.

Al llegar a Timbre 4, nos recibe el anfitrión enfundado en un smoking. Como ubicados en un paréntesis en el patio de la sala, él se parará a nuestro lado con un papel gastado, del que nos leerá las instrucciones para transitar el espectáculo: un fragmento del Manual de ubanidad y buenas maneras para el uso de la juventud de ambos sexos, un instructivo de buenos modales de 1853 (que, entre otras cosas, nos insta sutilmente a no aplaudir en un momento desubicado).

Acto seguido, caminamos hacia el gabinete y, en un acto de coraje, nos disponemos a ingresar en él. De la oscuridad total en la que quedamos sumidos cuando nuestro maestro de ceremonias nos cierra la puerta, se abre súbitamente un recorteirregular. A través de esta pequeña ventana, podremos tomar contacto con un universo que se despliega a escasos centímetros de nosotros, aunque no nos esté permitido tocarlo.

En menos de seis minutos, tomamos contacto con una vida entera: la del hombre que, destruido por su propio ego, narra como si supiera que lo estamos escuchando (o, quizás, jugando a que no lo sabe). En el momento más álgido de su relato, se acerca al orificio que nos conecta con su mundo y, al alejarse, descubre detrás de sí a una mujer: su musa y el motivo de su desgracia. Él habla y ella canta, uno detrás del otro, mostrándose y ocultándose a la vez y sin posibilidad de interactuar. Como si se encontraran en diferentes planos, de la visión y de la conciencia.

Las palabras flotan en un aire demasiado viciado por los sueños para que podamos significarlas. ¿Qué dicen? Importa, claro, pero no lo suficiente. Es adecuado y casi suena lógico que en la vida de un músico, trabado en la composición de su ópera primera, las palabras operen desde su sonoridad, como puras sensaciones. Tal como proponía Antonin Artaud, las palabras ocupan en este Gabinete B.A. el lugar que ocupan en los sueños: la plena sensación, y nada más.

Cuando la luz se apaga, estamos tentados de aplaudir el espectáculo que tuvo lugar exclusivamente para nosotros. Aún si Carreño no nos lo hubiera prohibido, la apertura prematura de la puerta del gabinete nos lo impide. Ya está el anfitrión rescatándonos de ese pequeño sueño de seis minutos. Y que pase el que sigue.

Ficha técnico artística

Dirección: Felipe Rubio

Autoría: Luz Moreira, Julio Rosenberg, Felipe Rubio, Gonzalo Veloso

Actuación: Luz Moreira, Julio Rosenberg

Asistencia de dirección: Luz Moreira

Diseño de espacio: Gonzalo Veloso

Realización escenográfica: Gonzalo Veloso

Puesta en escena: Gonzalo Veloso

Prensa: Marisol Cambre

Producción: Teatro The Naidens Compañy

www.reddegabinetes.cl

TIMBRE 4

México 3554

Teléfono 4444-5555

www.timbre4.com

Duración: 5 minutos y 45 segundos

Artículos relacionados

Dios tenía algo guardado para nosotros
El vacío del otro
La vida breve
Esto se iba a llamar Proyecto Chejov (work sin progress)