ARCHIVO — 13/05/2016 at 11:24 am

Bolada – Drama folklórico

por

Bolada es un espectáculo ante todo, bello. La acción transcurre en el campo, una mujer convive en una tapera con Alfonsa, una vaca, única interlocutora de diálogos triviales como profundos. Luego se sumarán unos pichones que hicieron nido en una vieja pava sin uso.

Bolada

El exterior aparece como amenaza, ya sea por tormentas, o por una radio que no sintoniza del todo bien. Todas expresiones del mundo interno de esta mujer que se debate por la acción y la palabra, todas metáfora de su subjetividad, de su libertad. El texto relata con escasas palabras, como casas alejadas una de las otras en la inmensidad del campo. El texto relata con aroma a lluvia, a tierra húmeda, relata con estrellas, con caligrafía de horizonte, de pasto, de nubes. Todo esto relata el texto de Laura Correa, a veces con silencios, a veces con gestos, siempre jugando.

La interpretación de Correa es deliciosa, con un humor particular transita esta historia difícil de contar, pero que sin embargo tiene vida propia, y brilla. Que apunta a la sensibilidad del espectador, a su deseo, a su pasión, que se demora en lo simple, en lo sencillo, y que nos invita a dar ese paso que inicia todo viaje, el impulso vital de la existencia. El director Juan Mako realiza un gran trabajo con la actriz, con el espacio y con la iluminación generando distintos ambientes poéticos, logrando sostener la magia en todo momento. El diseño escenográfico de Sol Soto es simple y funcional a esta visión oniríca y a su vez realista, creando un cuadro visual que ambienta este universo que muy bien realizó Esteban Siderakis. Un bello vestuario a cargo de Julieta Fassone. El diseño de luces de Omar Possemato, quién con su labor ensambla muy bien cada elemento escénico, crea la atmósfera lumínica precisa en cada situación dramática. La edición de sonido por Pájaro Films realiza un impecable trabajo manteniendo al espectador dentro de la trama.

En estos tiempos modernos, en los que vivimos en una vorágine constante con ritmos acelerados, presenciar una obra así, con tiempos pausados, sin bullicio, es una propuesta más que interesante ya que nos propone respirar profundo, nos invita a demorarnos en nosotros mismos, sin temor a la monotonía, ni a la soledad, parte necesaria del recorrido a nuestra libertad.

Ficha técnico artístico:

Dirección: Juan Mako

Dramaturgia: Laura Correa

Actuación: Laura Correa

Diseño de Escenografía: Sol Soto

Realización escenográfica: Esteban Siderakis

Diseño y realización de Vestuario: Julieta Fassone

Diseño de luces: Omar Possemato

Diseño gráfico: Juan Mako

Edición de Sonido: El Pájaro Films

Fotografía: Julia Celeiro/Sol Soto

Producción: Mako-Correa

Prensa: Flor Carroza

Asistencia de Dirección: Melisa Otranto

PATIO DE ACTORES

Lerma 568

Teléfono 4772-9732

Duración 60 minutos

Artículos relacionados

Los días después
Bienal Arte Joven Buenos Aires: Ganadores 2015
La persistencia de las últimas cosas
RAT - Farsa trágica