RESEÑAS — 11/08/2015 at 6:16 pm

El amor es un bien

por

A los seres humanos nos conectan varias cosas, entre esas cosas, están las casas. Y alejándonos de la mera rima, cuando una familia se une en un mismo lugar, suceden muchas cosas.

El amor es un bien de Francisco Lumerman es una versión libre de Tio Vania de Anton Chéjov. La puesta retoma una queja conocida de Chéjov donde decía que sus obras estaban originalmente escritas para ser una comedia pero el Teatro de Arte de Moscú las representaba como dramas. Tio Vania cuenta la historia de Sonia y su tío VaniaIván acá- que custodian el campo familiar y cómo su apacible vida se trastorna tras la llegada del padre de Sonia con su bella y joven mujer, Elena. Ésta visita logra develar lo más profundo de los personajes y cómo los resentimientos familiares lograron establecer muros entre ellos. Como vemos, no suena a comedia, pero la maestría del autor ruso es de mostrar lo profundo en situaciones muy cotidianas.

La puesta de Lumerman consigue colocar la obra en otro lugar, más allá de que la acción no transcurra en la fría Rusia sino en Carmen de Patagones, porque logra acercar textos que quizás podrían sonar distantes, aligerándolos y proponiendo una visión más joven de un clásico.

El alcohol es reemplazado por un discreto porrito que el doctor encanuta dentro de la casa/hostel, Vania tiene un amor platónico por el doctor, Elena y Sonia en vez de intercambiar copas intercambian ropa, Astrov –Pablo acá- tiene laptops en vez de mapas, y en cambio de un piano se escucha una guitarra criolla que nos hace entrar en esa sensación de tardecita de pueblo. Muchos cambios en una puesta minimalista que con pocos elementos, propone centrarse en la actuación para contar este entramado de vínculos humanos.

Vale la pena ir a verla y aprovechar para conocer Moscú, que coincidentemente inauguró su programación con una obra del autor ruso. La sala está en pleno corazón de Villa Crespo; un nuevo espacio que se define como teatro y como escuela por su variedad de propuestas pedagógicas. Para todo el barrio y aledaños, desde ya es un gran plan subir por esa escalerita para descubrir un nuevo espacio creativo que es siempre una bendición.

Recomendamos la puesta para todo el que quiera acercarse a este gran autor ruso, ya que Lumerman le aporta una simpleza que definitivamente acerca a los espectadores a la pieza para lograr entender cómo los clásicos son clásicos porque siguen hablando con la misma puntería de las personas hoy en día igual que a principios del siglo pasado.

Ficha técnico artística 

Dirección: Francisco Lumerman

Actuación: Manuela Amosa, Jose Escobar, Diego Faturos, Jorge Fernández Román, Rosario Varela

Asistente de dirección: Ignacio Gracia

Diseño de Escenografía: Gonzalo Cordoba Estevez

Diseño de iluminación: Ricardo Sica

Diseño Gráfico: Martín Speroni

Prensa: Carolina Alfonso

Producción Ejecutiva: Zoilo Garcés

Este espectáculo formó parte del evento: III Festival Novísima Dramaturgia Argentina del CCC, Fiesta de Teatro de CABA – Edición 2016, Festival de Teatro de Rafaela 2016, Lo Mejor Del Teatro Independiente Llega a Vicente Lopez, Ciclo Abril de Teatro en Vicente Lopez

MOSCÚ TEATRO

Camargo 506

Teléfono 2074-3718

moscuteatro.com.ar

Sábado 22:00 hs.
Domingo 18:00 hs.

Duración 75 minutos

Artículos relacionados

Tercer Cuerpo
EEUU: Ethan Hawke es Ivanov
La Pilarcita
Todo tendría sentido si no existiera la muerte