INTERNACIONALES, RESEÑAS — 22/08/2016 at 10:00 am

El grito en el cielo

por

Cuatro viejitos encerrados en un geriátrico son el pretexto que tiene La Zaranda, Teatro Inestable de Andalucía la Baja para ofrecer al espectador un viaje de ensueño a un destino ineludible. Una obra preciosa, que se presentó en Buenos Aires en el Teatro Nacional Cervantes y que saldrá de gira por Santa Fe, Córdoba y Jujuy.

La Zaranda DESTACADA

La antesala de la muerte se llama Residencia Nueva Alborada: allí, un grupo de ancianos intenta huir de las técnicas de vanguardia que les permitirían llegar en óptimas condiciones al último tirón de sus vidas. Mientras una cama se vacía y otra se llena, una médica comanda la “rehabilitación”, al tiempo que obliga a repetir a coro que nada va a pasar y que hay que mantener una mentalidad positiva. Por momentos el mantra se vuelve siniestro, pero, de la mano de cinco actores maravillosos y del humor negro, el juicio condenatorio a la mecanización de las rutinas del encierro y al olvido de lo humano se distrae con el goce que producen las interpretaciones. Además, hay un manejo de recursos impresionante: la obra empieza con cuatro jaulas con ruedas que durante todo el relato mutan en pasillos, camas, túneles… todas las transiciones suceden a la vista, con una precisión tal que es admirable. Los tonos azules, amarillentos y blanquecinos construyen, desde el principio, un clima denso, que se profundiza con la intensidad de la música de Wagner, Liszt, Santo Tomás de Aquino y Pérez Prado.

El grito en el cielo es una ametralladora de las imágenes más bellas, la puesta tiene una fotografía de-li-cio-sa. El desplazamiento de los cuerpos en el espacio es arte puro, los actores dibujan líneas y cuadros de distintas alturas, pesos y contrapesos; forman figuras muy atractivas. Los ritmos cambiantes de esos cuerpos hacen lo suyo: hay dos momentos que justifican con creces ir a ver la obra, con un paso y dos palabras la transportación a otra escena sucede, los intérpretes logran que estés ahí, que viajes con ellos.

El resto es lujo.

Ficha técnico-artística

Dirección: Paco de la Zaranda

Autoría: Eusebio Calonge

Actuación: Celia Bermejo, Iosune Onraita, Gaspar Campuzano, Enrique Bustos y Francisco Sánchez

Diseño de iluminación: Eusebio Calonge

Diseño del espacio escénico: Paco de la Zaranda

Diseño gráfico TNC: Verónica Duh y Ana Dulce Collados

Fotografía: Juan Carlos García y Víctor Iglesias

Fotografía TNC: Gustavo Gorrini y Mauricio Cáceres

Producción TNC: Santiago Carranza

Producción general: Sebastián Blutrach

Producción ejecutiva: Alberto López

Coordinación de producción: Romina Chepe

Vestuario: Elisa Sanz

Artículos relacionados

Musical con canciones de Sabina llega a Buenos Aires el año próximo
Premios María Guerrero edición 2012
Mi gran obra (un proyecto ambicioso)
Mes Copi en el Cervantes