RESEÑAS — 13/06/2017 at 6:38 pm

El mar de noche

por

El mar de noche es básicamente Machín dirigido por Cacace y actuando a Loza, lo cual suena bien y en la práctica es aún mejor. El trabajo de estos tres grandes del teatro da como resultado una puesta poética, concisa y, sobre todo, emocionante.

La muerte del amor, por más de que se haya visto mil veces, siempre es digna de una nueva mirada, si se hace con verdad. Sobre el escenario, un sillón, una copa en el piso y un tipo sentado en calzones, en lo que bien podría ser un estado de ebriedad o locura, que habla con el aire, con un ex amante que ya no vendrá. Estos son simplemente los vehículos elegidos para darle lugar a esta historia que ya se ha contado infinidad de veces, la del que espera a otro que nunca llegará, que no está viniendo, que no quiere estar. Con poesía y talento, El mar de noche nos lleva a recorrer un camino que todos hemos visto, pero transitándolo con una sensibilidad muy interesante.

Santiago Loza propone un texto complejo y lleno de detalle para pintar esta imagen de desamor. Los lugares de la obra que permiten la poesía, le dan el espacio necesario al personaje en escena para que construya una identidad y, donde las palabras no alcanzan, Luis Machín pone lo que hay que poner y le pone el cuerpo a la obra. Con honestidad y mesura, Machín lleva adelante una obra donde lo único que hay realmente en escena es él mismo, y aún así logra que miremos más allá del cuerpo allí presente y veamos la historia, lo que dice y lo que calla. Esta habilidad actoral está brillantemente conjugada con una dirección sobria de Guillermo Cacacce, en el mejor sentido de sobriedad, en el sentido de saber qué sería un exceso para un texto tan sensible y evitarlo sin problemas.

El concepto de un mar de noche resulta un tanto aterrorizante, estar flotando en el agua, sin ver la profundidad, sin saber qué acecha y completamente a oscuras. Un poco de eso transmite la idea del desamor, uno está ahí, sin saber dónde está, sin poder darse cuenta de su entorno. Uno simplemente está ahí, expuesto. El mar de noche es una gran manera de asomarse por el costado del bote, ver ese abismo y experimentar su vértigo, con la salvedad de que el riesgo lo corre Machín, que en esta obra da clase de cómo encarar algo tan grande en una puesta tan poco pretenciosa y salir empapado de gloria.

Ficha técnico artística

Dramaturgia: Santiago Loza

Actuación: Luis Machín

Dirección: Guillermo Cacace

Diseño de vestuario: Magda Banach

Diseño del espacio: Alberto Albeda

Diseño de luces: David Seldes

Diseño sonoro: Patricia Casares

Fotografía: Alejandra López

Diseño gráfico: Leandro Ibarra

Asistencia de iluminación: Estefanía Piotrkowski

Asistencia de dirección: Gastón Ré

Prensa: Carolina Alfonso

Producción Comercial: Marcelo Riva

Dirección de Producción: Romina Chepe

APACHETA SALA ESTUDIO

Pasco 623 

Teléfonos 4943-7900 / 1530142997

Viernes 23:00 hs

$ 280,00

Artículos relacionados

La mujer puerca
Los hombres vuelven al monte
Ganadores Premios ACE 2015
Alacrán o la ceremonia