ARCHIVO — 31/08/2012 at 5:25 pm

El pasado es un animal grotesco

por

The mousy girl screams, “Violence! Violence!”
The mousy girl screams, “Violence! Violence!”
She gets hysterical because they’re both so mean
And it’s my favorite scene
But the cruelty’s so predictable
It makes you sad on the stage
Though our love project has so much potential
But it’s like we weren’t made for this world
(Though I wouldn’t really want to meet someone who was)

The past is a grotesque animal. Of Montreal.

 

Mario quiere ser cineasta independiente, pero por ahora sólo actúa en patéticas publicidades de cerveza; pronto se dará cuenta que esa vida mediocre que no quiere tener se le viene constantemente encima. Laura tiene el cerebro intoxicado de fantasías literarias; roba los ahorros de su padre carnicero para irse a París a vivir la vida bohemia de las películas de la nouvelle vague, pero termina de vuelta en Buenos Aires en un parque temático que reproduce la vida de Cristo. Vicky descubre que su padre tiene una familia paralela en el campo con la que se obsesiona; “que mi vida no sea como Villa Gesell fuera de temporada”, piensa. Pablo, estudiante y escritor amateur, recibe una caja con una mano cortada dentro, y plancha para tranquilizarse. Estamos ante la presencia de un coloso: El pasado es un animal grotesco. Un desfile mundano y extraordinario.

La obra presenta un recorte en clave cinematográfica de 10 años en la vida de aquellos cuatro personajes, de los 25 a los 35, sumergido en un marco temporal concreto: 1999 a 2009. Cuatro espacios neutros encerrados en un disco giratorio van transformándose en los diferentes lugares que habitan los personajes. Para cerrar con moño, en cada historia hay un narrador en vivo que une los pequeños gajos de historia, uno de los mismos actores, que van permutándose los roles al desnudo en escena; son narradores de los demás (y a veces de sí mismos), pero también son protagonistas de su propia historia, y personajes secundarios de las otras. Desopilantes, intrépidos y sensibles, cuatro actores en un desafío actoral titánico llevado a cabo de manera descomunal. (Nota para fanáticos: si bien no se ha conservado la mitad del elenco original –Juan Minujín y Julieta Vallina ya no están, que en su sinergia era sublime, la otra mitad –Javier Lorenzo y la increíble Pilar Gamboa– se conserva, y los dos nuevos actores hacen un muy digno reemplazo).

Mariano Pensotti se pregunta cómo incorporar la Historia más reciente, sobre la que aún no se ha cavilado en exceso, a nuestras historias más excesivas, y en la sublimación de sus reflexiones captura una burbuja de cruda realidad al asumir que ésta siempre está escapándose; se encuentra en constantemente en movimiento, como su disco giratorio. Una puesta extraordinariamente ambiciosa. Una implacable reflexión sobre la contemporaneidad que busca “fotografiar el alma de las personas y su tiempo”, cual Balzac, donde los personajes espían su pasado y son invadidos por una sensación de irrealidad absoluta. El pasado es un animal grotesco espeja de la crisis de la civilización y cómo se refleja en las vidas singulares, se tira a un precipicio que todavía no ha sido tan analizado ni explicado ni comprendido para contar, a través de cuatro personajes desarrollados con detalle y hondura, cómo la vida se vuelve ficción.

En realidad, a lo mejor sería más sabio no escribir nada sobre El pasado es una animal grotesco, porque todo este agregado de palabras en una obra tan deliciosamente calibrada estorba. Sólo diría que hay que ir a verla. Chapeau. 

YouTube Preview Image YouTube Preview Image YouTube Preview Image

 

 

Ficha técnico artística

Autoría: Mariano Pensotti
Actúan: Pilar Gamboa, Santiago Gobernori, Javier Lorenzo, Maria Ines Sancerni
Vestuario: Mariana Tirantte
Escenografía: Mariana Tirantte
Iluminación: Matías Sendón
Música: Diego Vainer
Asistencia artística: Leandro Orellano
Dirección: Mariano Pensotti

CENTRO CULTURAL GENERAL SAN MARTIN
Sarmiento 1551
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4373-8367 Fax 4374–1251/59 int. 273/278
Web: http://www.centroculturalsanmartin.com/
Entrada: $ 50,00 – Domingo – 20:00 hs
Entrada: $ 25,00 – Jueves – 21:00 hs
Entrada: $ 50,00 – Viernes y Sábado – 21:00 hs

 

 

Artículos relacionados

Vacaciones en la oscuridad
Se viene el Festival de Avignon, mucho teatro argento-francés
Vigilia de noche
Cuando vuelva a casa voy a ser otro