FESTIVALES — 20/11/2013 at 12:08 pm

IX FIBA

por

32 Rue Vandenbranden

Compañía: Peeping Tom (Bélgica)

Autores: Nico Leunen y Hildegard De Vuyst

Dirección: Gabriela Carrizo y Franck Chartier

En algún lugar desolado, casi un no-lugar, aparecen estos personajes que no podrían definirse ni como actores ni como bailarines, son como una especie extraterrestre que despilfarra magia y talento, y nos llevan de la mano a un universo paralelo, creando momentos de extrema poesía y emociones profundas. Los cuerpos se desgarran por dentro y explotan en expresividad, el intento de supervivencia se convierte en un elemento cuasi existencial, que nos sumerge en una especie de trance. Así de mágica es esta maravillosa obra que juega constantemente entre la realidad y un mundo onírico fabuloso. Resulta difícil discernir entre una dimensión y la otra, porque son ellos mismos quienes entran en un plano alterado de la vida, rozando lo metafísico.

Sin ningún lugar a dudas, 32 Rue Vandenbranden se consagró como la pieza favorita de la novena edición del FIBA. El Teatro Presidente Alvear se convirtió en una enorme bola de cristal con nieve adentro y unos seres mágicos transportaron al público entero a una realidad otra. Seguramente la más increíble de todas.

Cristo

Compañía: Teatro de Chile

Autores: Manuela Infante y Teatro de Chile

Dirección: Manuela Infante

A partir de la figura de Cristo como disparador para investigar y explorar el vasto mundo del teatro, la compañía Teatro de Chile nos lleva de viaje por el universo de las incontables representaciones y su infinitud de posibilidades. Lanzados de cabeza en un juego de cajas chinas, donde la semiótica teatral se vuelve asible, pareciera que nunca fuera suficiente poner en evidencia un mecanismo, para darnos cuenta de que la ficción, dentro de la ficción, relatada y retratada, no es más que otra mega ficción. Con el cartón como elemento principal y metafórico, y un muy ingenioso uso del video, se van montando realidades que nunca terminan siendo reales, sino que ponen de manifiesto la dificultad de plasmar La Verdad de la milanesa. Somos puro relato y conocemos el mundo a partir de lo que nos cuentan, pero ¿podremos alguna vez llegar al eipcentro real? Al menos la ocurrente Manuela Infante hace un intento muy inteligente, y nos deja pensando.

Diebe

Compañía: Deutsches Theater Berlin (Alemania)

Autores: Dea Loher

Dirección: Andreas Kriegenburg

Muchas historias se cruzan en un dispositivo descomunal que gira, trae y empuja a los personajes dentro y fuera de escena, o de sus propias vidas. Más de tres horas de relatos en alemán torran a más de uno, pero los valientes que sobrevivimos al agobio de los subtítulos constantes llegamos al final, desilusionados. Es que la trama de la obra es básica, por no decir nula, la mezcla de personajes e historias no va más allá de la mera anécdota y el tan ansiado clímax nunca llega. A veces el final da vuelta la tortilla y trae luz sobre todo lo acontecido, le da un sentido, deja un mensaje o transmite algo… lamentablemente, este no fue el caso. Chasco internacional vestido de teatro alemán que promete y no entrega nada de lo esperado; de lo peorcito del FIBA.

Ein Volksfeind (Un Enemigo del Pueblo)

Compañía: Schaubühne am Lehniner Platz (Alemania)

Autores: Henrik Ibsen

Dirección: Thomas Ostermeier

Cuando la economía de un pueblo depende íntegramente de un balneario, y un tal Borkmann descubre que la fuente de ingresos está contaminada, no puede más que explotar un conflicto de intereses entre la prensa y los acaudalados del lugar; y si encima le sumás que el hermano del susodicho es el alcalde, cuando explote, sabemos que nos vamos a hundir todos en el barro. Con el pretexto del clásico de Ibsen, la compañía Schaubühne am Lehniner Platz le mezcla la contemporaneidad de la crisis económica mundial, y abre el debate a todos, literalmente, para ponernos en evidencia y demostrar que en la teoría podemos fantasear utopías, pero a la hora de llevarlas a cabo, los intereses de los poderosos son mucho más fuerte. Tanto es así, que hasta el más convencido puede flaquear.

Una puesta en escena contemporánea, por momentos hasta posmoderna, con actores de chupines amarillos que destilan humor y hasta unos temitas musicales en vivo, muy copado. Un perro que distrae pero ayuda a hacernos imaginar al gran señor, ese que finalmente la tiene atada y deja a varios mirando culo pal norte. Si el objetivo del teatro es hacernos pensar y reflexionar sobre nuestras vidas, misión cumplida; ellos mismo lo dicen “rescatarnos desde el teatro.” Los sacudones y cachetazos despiertan hasta al caído del catre, para hacernos abrir los ojos y repensar un poco nuestro entorno y preguntarnos en manos de quiénes estamos… “esa clase política contaminada“. El mensaje lo dejan bien en claro “la crisis no está en la economía, la economía ES la crisis.”

Finucane & Smith’s Glory Box

Compañía: Finucane & Smith (Australia)

Autoría: Moira Finucane y Jackie Smith

Dirección: Moira Finucane y Jackie Smith

La perfecta fusión de la tradición del varieté con la experiencia de la posmodernidad. Entrar al Glory Box es iniciar un viaje por el exótico camino de las formas más tradicionales del arte teatral, del burlesque al varieté, del circo al cabaret, de la mano de grandiosas artistas que se funden en música pop, clásica, tribal, rock.

En el Glory Box todas las emociones tienen su lugar, las sensaciones se suceden, se superponen: del horror a la risa más visceral, del asombro a la empatía, de la tragedia al romance, y siempre talento, puro talento, muchísimo talento y arte.

El espacio de este cabaret subvierte el fetiche de los cuerpos esclavos y lo vuelve deleite, en los cuerpos libres, en la feminidad reencontrada, en la expresión de arte.

Moira y Jackie se propusieron crear un lugar que fuera sorprendente, mágico, clandestino, inolvidable, seductor y revolucionario, provocador, glorioso. Lo lograron. Ay, cómo lo lograron.

Fous de Bassin

Compañía: Ilotopie (Francia)

Autor: Ilotopie

Dirección: Bruno Schnebelin

Desde el fondo del dique 2 de Puerto Madero, llega un pequeño auto amarillo. El farolero que se baja de él enciende las luces de la curiosa calle acuática y da inicio a la fiesta de personajes fantásticos y maquinarias que ponen el mundo a girar. Pronto el agua se vuelve fuego: batallas de fuego, malabares con fuego, fuegos artificiales, fuego sobre el agua, fuego por todas partes.

Verdaderos locos del agua, acróbatas que recuerdan a ciertas formas de arte performático como Cirque du Soleil o De la guarda, en las que la sensación y el asombro matan a la razón analítica de un solo golpe.

III Furie

Compañía: Modjeska Theatre (Polonia)

Autores: Malgorzata Sikorska-Miszczuk, Magda Fertacz y Sylwia Chutnik

Dirección: Marcin Liber

Todos conocemos la historia polaca, pero muchos hicimos caso omiso a las secuelas que dejó en las generaciones post-guerra. En III Furie toda esa bronca, toda esa podredumbre y vergüenza de la propia historia, explota en casi dos horas a puro heavy metal, desde la música al palo a las actuaciones que te ponen los pelos de punta; verdaderamente escalofriante. La máxima expresividad puesta en escena a través de historias desgarradoras, como la de una madre que asesina a sus tres hijos para después engendrar un cuarto ser abominable “¿qué mal hiciste en esta vida para que tu hijo (deforme) se inspire en tu vientre?

A través de un cinismo perturbador, se van trazando paralelismos con la historia de Polonia que lejos de ser un cuento de hadas, se muestra como una película de terror. La única manera de llegar a la inmortalidad es aboliendo la historia; y quizá desde el punto de vista de un Dios que escupe sangre por los ojos, todo se resignifique, y el símbolo de la vergüenza deje de teñirlos para convertirlos en talentosos que supieron canalizar ese pasado del cual no pueden escapar.

Interiors

Compañía: Vanishing Point (Reino Unido)

Autores: Vanishing Point

Director: Matthew Lenton

¿Quién dijo que el teatro es pura palabra? Matthew Lenton pone en escena una pieza tan original como bella. A través de una ventana, somos testigos de una cena en donde las situaciones más cotidianas adquieren un dinamismo de mucha frescura y una profundidad inesperada. Una voz en off relata lo que vemos y ayuda a ajustar la imaginación. Terminamos vivenciando un momento mágico en el teatro a través de una luna que inunda de luz a una misteriosa mujer que desparrama nostalgia, y qué contagioso ese sentimiento. Una obra que toca el alma y nos pone sentimentalones a varios, genera alegría, placer, tristeza y mucha melancolía.

Preparatio mortis

Compañía: Troubleyn/Jan Fabre (Bélgica)

Creación: Jan Fabre/Annabelle Chambon

Cinco minutos de absoluta oscuridad con música electro-fúnebre son la puerta de entrada a esta obra de teatro y danza. Lentamente, muy lentamente, se enciende una luz mortecina. En la enorme tumba de flores que ocupa el centro del escenario, algo se mueve. Lejos de morir, el cuerpo oculto por miles de flores de colores intenta resucitar en cada movimiento, en cada golpe.

Fiel a su estilo, Jan Fabre crea una pieza en la que dialogan la danza, la música, la ópera, la performance y la improvisación. Fabre tiene, además, un mambo personal con la experiencia del tiempo, con hacer que la temporalidad se materialice en los cuerpos de los espectadores. En Preparatio Mortis ajusta las clavijas un poco de más y los presentes experimentamos el tiempo – la detención absoluta del tiempo – la muerte del tiempo.

Rey Lear

Autor: Rodrigo García

Director: Emilio García Wehbi

Wehbi, demasiado Wehbi. El final de la trilogía de Rodrigo García by EGW (que comenzó con Prefiero que me quite el sueño Goya a que lo haga cualquier hijo de puta y siguió con Agamenón, volví del supermercado y le di una paliza a mi hijo) ve la luz después de más de un lustro de cranearla (¿hubiera necesitado un poco más de tiempo, o será esta una de esas oportunidades en las que menos era más?). Un Lear vencido, dos hijas que odian todo de él pero anhelan su herencia, otra hija casi emo, la guerra de comida –una suerte de bacanal fast food, el perro trasvestido, un intermedio performático. Tan posmo y tan innecesariamente provocador que –primero de a uno, luego en parejas y, en breve, en masa- los presentes se levantan y se van.

Una obra que se cuestiona a sí misma y es su propia parodia, a tal punto que se detiene y avisa que lo que sigue está a punto de ponerse metateatral. Cuestionándose, cuestiona el mundo que la contiene y lo parodia también: un mundo posmoderno, degradado, desgraciado, en el que nada tiene sentido pero todo tiene (es) violencia.

Spam

Autor: Rafael Spregelburd

Director: Rafael Spregelburd

En la Isla de Malta, un hombre, quizás profesor, tal vez agrimensor, pierde la memoria en un episodio muy desafortunado. Las pistas para reconstruir su identidad son un enigma en sí mismas: viste un esmoquín al parecer de alquiler, se hospeda en el hotel Caravaggio, su habitación está repleta de cajas con muñecas parlantes y El extranjero de Camus estaba junto a él cuando lo encontraron inconsciente. Imposible sacar conclusiones, por suerte su laptop descansaba en el hotel, tal vez en su email encuentre algo más que correo basura… Una historia desordenada, amnésica pero singularmente coherente que mezcla basura, lenguaje, imágen, sonido, chinos, italianos, música y estilo.

Sul Concetto di Volto nel Figlio di Dio

Compañía: Societas Raffaello Sanzio (Italia)

Autores: Romeo Castellucci

Dirección: Romeo Castellucci

Repeticiones y variaciones de la decadencia humana en contraste con la bondad del hijo, y una gigantografía con la cara del Hijo de Dios que nos mira sin parar; el voyerismo a la potencia. Un viejo se pudre por dentro y se hace encima y su hijo pulcro, joven y hermoso lo limpia con una paciencia que todos esperamos que pierda, y llega el hartazgo y el enojo, pero nada más cercano a Jesús que el perdón que todo lo resuelve. Y aparecen los niños, esa nueva generación de esperanza, a terminar de generar el contraste y la ironía (blasfema para algunos puritanos) bombardeando la creencia hasta dejarnos sordos, hasta cantarle jaque mate al Pastor. Las emociones las pone a flor de piel y quedamos perturbados, conmocionados y reflexionando acerca del concepto de la Fe y esto que llamamos arte. Una obra que contrapone dos fuerzas para generar muchas preguntas y dejarte la pelota picando para que las respuestas las encuentres por las tuyas.

Por Mariana Sísaro y Julieta Zeta

Artículos relacionados

¡Hoy empieza el FIBA 2013!
Se viene el Festival de Teatro del Rafaela 2016
Alta fiesta catalana en Timbre 4
Ya se respiran aires de Bienal