FESTIVALES — 18/10/2017 at 7:31 pm

La Bienal volvió a darlo todo

por

La edición 2017 de la Bienal de Arte Joven hizo estallar el Centro Cultural Recoleta en siete días plenos de teatro, cine, artes visuales, literatura y música. Mas de 800 jóvenes artistas presentaron sus producciones para alrededor de 120 mil espectadores durante esta última semana de septiembre. Los cruces y el intercambio fueron los grandes protagonistas de la edición que nuevamente ofreció recorridos multidisciplinarios en una jugosa programación.

De la terraza con música en vivo, a las salas de cine con la selección de cortos, pasando por los patios de tertulias literarias y las galerías de muestras visuales o los escenarios con las propuestas en danza y teatro e incluso también, los recorridos urbanos que plantearon las distintas intervenciones. Todos los días una posibilidad de lectura diferente que bien valía la pena complementar con las ofertas de las otras 13 sedes satelitales.

Subrayando el catálogo en el apartado de artes escénicas, marcamos 35 obras propuestas en mas de 90 funciones. Entre ellas, los 8 estrenos que luego de meses de trabajo con tutoría de grandes referentes como Rubén Szuchmacher, Luis Cano, Andrea Servera, Pablo Gorlero, Joaquín Bonet y Martín Bianchedi, salieron por primera vez al público en este contexto para quedarse en cartelera hasta fines de noviembre en diferentes espacios alternativos. Nuestro recorrido anduvo por varias de estas funciones así como estrenos anteriores que volvieron a pasar y, como venimos acostumbrando en festivales, lo fuimos contando todo en nuestras coberturas vía Instagram. Volvemos ahora obra por obra y te dejamos acá cada una de nuestras impresiones farseras.

RUIDO BLANCO por Matías Córdoba

Probablemente de lo más destacado de la Bienal en materia de artes escénicas, Ruido Blanco se estrenó en el Beckett Teatro con cinco funciones a sala llena. La nueva obra de Franco Calluso, con tutoría de Rubén Szuchmacher, es su tercera producción como dramaturgo y director. Calluso es un teatrista todo terreno, de 29 años, que además de escribir y dirigir también es actor y director musical. Se ha formado en la Escuela Municipal de Arte Dramático y en los talleres de Alejandro Tantanián, Ariel Farace y Mariano Tenconi Blanco. Ruido Blanco es la historia de Santiago (Eugenio Schcolnicov), un becario que viaja a la Antártida para componer y grabar sonidos propios de la zona; sin embargo, un encuentro casual con ¡una foca! (Rosalba Menna) desbarata la idea primigenia de Santiago, que debe interactuar con este animal humanizado que habla y emite sonidos. (La mujer-foca de Szuchmacher en Todas las cosas del mundo era una mujer animalizada). Ruido Blanco está vinculada directamente con el mito de Orfeo, aquel que en la mitología griega tocaba una lira y los hombres se acercaban para oírlo.

Funciones: Todos los viernes de octubre y noviembre a las 21 h en el Teatro Beckett.

JET LAG por Gisella Ferraro

Un cruce de formas sobre un dispositivo que replica pantallas, que duplica miradas, que transmite esa sensación de conexión lenta con el exterior a la que nos arroja el jet lag. Están los textos repartidos en tres personajes que evocan la acción desde sus micrófonos y están también las proyecciones envolventes sobre una playlist bien limada. Todo operando permanentemente como síntesis de una historia que se cuenta desde sus ruidos frenéticos y logra atraparnos en una adrenalina constante. La doble mirada de la dirección que trae al teatro y al cine como recorridos fundamentales de los respectivos directores Ignacio Tamagno y Ezequiel Salinas logran una articulación precisa de esta multiplicidad de códigos bien sostenidos por el trabajo actoral y el despliegue técnico.

Funciones: Viernes de octubre y noviembre a las 20.30 hs. y 22.30 hs. en ElKafka Espacio Teatral.

LOS IMITADORES por Lupe Fuentes Cambiasso

“Cuando hablo de mí hablo del poder de ilusión que llevo conmigo.”
¿Cómo se llega a adoptar otra identidad, aunque sea por un rato, en un escenario? ¿Qué detalles debemos conocer para interpretar a la perfección la ilusión de ser otra persona? Los Imitadores, obra de Macarena Orueta con tutoría de Andrea Serveta, nos da una clase de personificación. Nos pasea por una galería de personalidades, situaciones, intensidades y ritmos diferentes que tientan espectador a subir a esa aventura con ellos. El poder de los actores de divertirse en escena contagia, envuelve y satisface a tus sentidos. Es una obra (con música, coreografías y muchísimos cambios de vestuario) para disfrutar de principio a a fin.

Funciones: Todos los domingos de octubre a las 20 h en el Abasto Social Club.

EL CANTO INVISIBLE por Alanis Buchanan

El canto invisible es una versión de Olaf Lijekrans, de Henrik Ibisen. Juan Cruz Forgnone nos introduce en una historia basada en la mitología noruega y narrada a través canciones y baladas populares folclóricas. Es un cuento fantástico adaptado al lenguaje del teatro que, si bien fue escrito en 1857, tiene mucho para aportar a nuestra actualidad.

Funciones: Jueves de octubre y noviembre 20.30 h y desde el 16/11 doble función a las 20.30 h Y a las 22.30 h en Timbre 4.

NINFA por Maga Bozzani

Con la dirección de Bianca Lerner, Ninfa busca un cruce entre lo animal y lo humano. Cinco mujeres llevan tapados peludos y apenas a veces se ven sus rostros. Está oscuro en ElKAFKA espacio teatral y, en un clima de luces cálidas y tenues, ellas nos transportan a otro hábitat, a un mundo de cavernas donde se mezclan lo salvaje y lo humano, donde se liberan las bestias. La música convoca un trance donde los cuerpos individuales y el cuerpo colectivo se dejan ser voraces o suaves para transitar los distintos estados, encuentros, desencuentros y registros.

Funciones: Jueves hasta el 7/12 a las 21 h en ElKafka Espacio Teatral.

EL PUENTE AZUL por Alanis Buchanan

Emiliano Dionisi no nos defraudó, fuimos a ver El puente azul cargados de expectativas que fueron superadas. Hagamos memoria: él fue el bienalista que escribió y dirigió Los monstruos en 2015, la obra que se llevó más de 15 premios a casa. El puente azul, dirigida por Dionisi e interpretada por Dolores Ocampo y Mariano Mazzei, combina música en vivo, voces increíbles, un pedacito de la historia de nuestro país, personajes actuales y mucha emoción alrededor de un tema: amor a la distancia.

EN LA PIEL por Julieta Zeta

Un texto delirante de Martin Bontempo con dirección explosiva de Tadeo Pettinari y un elenco encabezado por la genialísima capacómica Camila Peralta, que se consagró como la mejor actriz de la Bienal y ligó una beca en el Odin Teatret, en Dinamarca, fue de lo más divertido del festival bienalista. Parodiando el melodrama se señoras de alta alcurnia y mucamas con sueños de concursos de repostería y reality tv, esta obra que la viene rompiendo desde el año pasado en La Carpintería, es una ácida crítica social con alta dosis de humor negro, y rosa, y verde y estalla en mil colores con pito, matraca, corneta y fuegos artificiales. Una fiesta de carcajadas, con actores que se la juegan entera en un delirio grotesco de alto voltaje.

MALVIAJE por Maga Bozzani

Con dirección de Alberto Antonio Romero, Malviaje presenta cuatro jóvenes que entre canciones y poesía hablan de la infancia, de los padres ausentes, del amor de las esperanzas, las decisiones, del desamor y del vacío. En el SUM del Centro Cultural Recoleta, a modo de collage, van sucediéndose y, a veces, superponiéndose los bailes con las declaraciones, la música con el juego, la alegría con la tristeza; se mezclan lo poético y lo cotidiano con hits del 2000 en una especie de opereta trash que da risa y nostalgia.

EL SUSURRO DE LOS BOSQUES por Gisella Ferraro

Un texto poderoso que explota todos los limites de la oscuridad en un juego de intrigas a la tragedia clásica. Los cuerpos son materia y símbolo que se desparraman en movimientos precisos entre las estructuras metálicas y móviles que delimitan el espacio desde la escenografía. Hay una casa aislada con lógica ancestral con hermanas vivas y muertas que cargan el peso de la tradición y los secretos hasta que el forastero llega y el destino se muestra a carcajada profunda. Voces, actuaciones, palabras y dispositivo, todo en ritmo sincronizado para atrapar y sacudir. Triple chapó para Lisandro Outeda en dramaturgia, dirección y actuación. El susurro de los bosques es, definitivamente, la profundidad dark que necesitamos sacar afuera.

CARAVANA por Maga Bozzani

Caravana está dirigida, coreografiada e interpretada por Amparo Gonzáles Sola y Juan Onofri Barbato. Es domingo y en el Centro Cultural San Martín, con un frente de 360° y tan solo algunos tubos de luz en el suelo vivimos el trance desde el primer momento. La música acompaña perfectamente la tensión y energía que los intérpretes manejan, mantienen y entregan durante toda la experiencia, hipnotizándonos. Rica en múltiples sensaciones y absolutamente convocante por su materia viva, por su fuerza visceral y por su ambigüedad; en el aparente caos la obra progresa, quiebra sus propios límites y se despoja en todas direcciones. Los cuerpos se atrapan y se liberan, tejiendo entre ellos, consigo mismos y con el espacio una comunicación fascinante, fluida e intensa.

La Bienal Arte Joven siempre es una fiesta, y el despliegue de talento confirma una vez más lo necesario que resulta este espacio de creación para abrirle el camino a las nuevas generaciones. ¡Hasta la próxima!

Artículos relacionados

Bienal Arte Joven Buenos Aires: Ganadores 2015
La piel del poema
Circuito Teatral INT: CABA
En sus marcas… listos… ¡Bienal!