ARCHIVO — 13/04/2016 at 5:49 pm

La vida breve

por

El universo chejoviano retrata la decadencia de la aristocracia rusa de principios del siglo XX y fue puesto en escena durante más de cien años en teatros del mundo entero. Otro tanto podemos decir de Tolstoi que ha dejado huellas imborrables en varias generaciones hasta el día de hoy. Ahora imaginate qué pasa cuando unís esos dos universos, actualizando su lenguaje, rompiendo sus estructuras y haciéndolos estallar en mil pedazos para retratar la decadencia de la ficción contemporánea. Este combo explosivo se llama La vida breve, y te guste o no la literatura rusa, te va a sacudir de pies a cabeza.

La vida breve BN destacada

Varios percheros con ropa ochentosa, un gran ventanal que viste la puesta de magia y siete actores desquiciados tirando textos a los gritos al límite de la incomprensión. Es que esta es una puesta que requiere de una mínima enciclopedia cultural de parte de los espectadores para poder captar cada palabra y dejarse llevar de viaje al invierno del norte. Incendios, jardines, borrachos y suicidas, cada elemento abre un universo de profunda intensidad. El caos de frases tiradas al aire van tomando forma y rompiendo con todo convencionalismo teatral.

Nahuel Cano y Esteban Bieda asumen una tarea difícil y hasta podría decirse pretenciosa. No versionan una obra de Chéjov, sino que se animan a opinar sobre muchas de sus obras más emblemáticas y las fusionan con Ana Karenina de Tolstoi. Pero el resultado no es un manifiesto intelectualoide como podría esperarse, sino una mirada muy actual del (des)amor y la ficción. O como bien dicen ellos “para lo único que sirve el teatro es para que la gente vaya a ver a la gente y después vayan a comer y critiquen a la gente“. ¿En esto se ha convertido el teatro posmoderno? Me gusta creer que no y por suerte existen compañías como Estudio|ELCUARTO| que se animan a tomar riesgos, mostrarse en carne viva y exponer la actualidad de los clásicos a puro rock.

La vida breve puesta

Ficha técnico artística

Dirección: Nahuel Cano

Autoría: Esteban Bieda, Nahuel Cano

Actuación: María Abadi, Anabella Bacigalupo, Florencia Bergallo, Diego Echegoyen, Leonardo Murúa, Javier Pedersoli, Mariano Sayavedra

Diseño de vestuario: Belén Parra

Diseño de escenografía: Julieta Potenze

Diseño de luces: Rocío Caliri, Matías Sendón

Video: Martín Berra

Diseño gráfico: Sonia Basch

Entrenamiento vocal: Claudia Cano

Asistencia coreográfica: Laura Aguerreberry

Asistencia de dirección: Gastón Guanziroli

Producción ejecutiva: Laura Loredo Rubio, Julieta Potenze

Co-producción: Estudio|elcuarto|, FIBA

Este espectáculo formó parte del evento10 FIBA – Festival Internacional de Buenos Aires

estudioelcuarto.com/la-vida-breve.html

TEATRO TIMBRE 4

México 3554

Teléfono 4932-4395

timbre4.com

 

Duración 80 minutos

Artículos relacionados

Doberman
¿Quién es el Sr. Schmitt?
El viento en un violín
Nuevo director artístico para el FIBA