IMPERDIBLES, RESEÑAS — 25/08/2015 at 6:25 pm

Mi hijo sólo camina un poco más lento

por

Es el día del cumpleaños de Branco, que está en silla de ruedas. Toda su familia y amigos entrenan con ropa Adidas. ¿De qué lado recae la discapacidad? ¿Quiénes o no pueden enamorarse, hacer algo con lo que sienten, decir lo que parecía silenciado? Respirar otro aire en eso que es también un día de fiesta.

Mi hijo solo camina IMPERDIBLE 2016

Mi hijo sólo camina un poco más lento es un suceso de público y crítica. Y es sobre todo, un acontecimiento poético de una singularidad que nadie debería dejar de ver. Del autor croata Ivor Martinić, surgida el año pasado en el marco del Festival Internacional de Dramaturgia Europa + América en Buenos Aires, la obra no sólo siguió este año en Apacheta, la sala del director Guillermo Cacace, sino que lo hizo en condiciones atípicas de producción, que son al mismo tiempo expresivas, éticas y estéticas. Un elenco de once actores, casi sin escenografía, con luz natural de sábado o domingo a la mañana, en un teatro geográficamente alejado del “circuito”.

La puesta no sólo es mágica sino que las intensidades de sus intérpretes producen un sistema que multiplica al texto, no lo “representan”. Son energías que proponen otro tipo de teatralidad: instalan código, lo inauguran. La obra queda muy por encima de ese tópico mal nombrado como “familia disfuncional”. Es de una sensibilidad y una emoción que se extraña ver, por lo infrecuente y por la sorpresa que produce.

El trabajo de cada uno de los actores es extraordinario. Asombra recordarlos de otra puesta anterior del director, A mamá, segunda parte de una Orestíada vernácula, porque el grotesco de entonces deja paso a la conmoción por esas criaturas que están tratando de encontrarse y ser mejores, en un registro más tierno (casi como un juego de resonancias, el equipo antes de este proyecto estaba trabajando sobre Chéjov).

La obra deslumbra y conmueve por su calidad sensible pero también por el encuentro que produce ese grupo numeroso, juntándose a comunicar lo que mejor hacen. Imperdible.

Ficha técnico – artística

Dirección: Guillermo Cacace

Dramaturgia: Ivor Martinić

Traducción: Nikolina Zidek

Actuación: Aldo Alessandrini, Antonio Bax, Luis Blanco, Elsa Bloise, Paula Fernández Mbarak, Pilar Boyle, Clarisa Korovsky, Romina Padoan, Juan Andrés Romanazzi, Gonzalo San Millan, Juan Tupac Soler.

Directora asistente: Julieta Abriola

Asistencia de dirección: Juan Andrés Romanazzi

Vestuario: Alberto Albelda

Escenografía: Alberto Albelda

Diseño de luces: David Seldes

Arreglos musicales: Francisco Casares

Fotografía: Viviana Porras

Prensa: Carolina Alfonso

Este espectáculo formó parte de los siguientes eventos: Festival Internacional de Dramaturgia Europa + América 2014, Selección Obras de teatro CABA 2015, 10 FIBA – Festival Internacional de Buenos Aires

APACHETA SALA ESTUDIO

Pasco 623

Teléfonos 4941-5669 / 1530142997

apachetasalaestudio.blogspot.com

Sábado y domingo 11:30 y 14:00 hs.

$ 220,00

Duración 75 minutos

Artículos relacionados

A mamá, segunda parte de una Orestíada vernácula
Doberman
Medea del Olimar
Nerium Park