RESEÑAS — 07/11/2016 at 6:48 pm

Mis tres hermanas. Sombra y reflejo.

por

 (…) y así nos enseña a repetir la historia en lugar de hacerla. Eduardo Galeano

Inspirada en Tres hermanas, del maestro ruso Antón Chéjov, la puesta de Marcelo Savignone propone una lectura arraigada en nuestra historia y en uno de sus mayores puntos de inflexión: la dictadura de los ’70.

mis-tres-hermanas-destscada2

Estas tres hermanas son, en verdad, seis mujeres. La Masha, la Irina y la Olga de su juventud, y las respectivas muchachas de unas cuantas décadas más tarde, que reviven lo que fueron. Como sombras.

En su pasado, cuando rezuman juventud, se cuentan sus sueños, tienen esperanzas y algo de desfachatez (toda la que les permite el corsé de su clase). Mientras una escucha música prohibida y otra se queja de su novísimo trabajo en la escuela, exhiben todas ellas una mirada de la vida que está atravesada por el desconocimiento de una juventud burguesa, encerrada en las apariencias. Nosotros, los que de este lado de la historia sabemos lo que estaba pasando, somos capaces de tamizar esos relatos y destilarlos, para detectar qué ocurre en el trasfondo.

Muchos años después, siguen presas de una falsa apariencia de esplendor y maravillas. La realidad atenta contra la idealización, y por eso ellas nunca osaron enfrentarse a la vida. Siguen encerradas en su casa, recordando las mismas historias y supurando las mismas heridas.

En escena, la historia se desdobla. Las dos líneas de tiempo que se cruzan y se repiten dan la impresión de un eterno (y asfixiante) retorno. La escenografía, dinámica, subraya el vértigo espacio temporal y acentúa los diferentes puntos de vista. Una maquinita del tiempo implacable.

El director profundiza en esta puesta su relación con Antón Chéjov, que ya nos puso frente a interpretaciones como Un Vania o Ensayo sobre La Gaviota. La sensibilidad con que Savignone completa los huecos de las porosas obras del genio Antón nos interpelan siempre, nos cuestionan y nos conmueven desde el hoy, desde lo que somos, desde dónde estamos. Como quien diría, rockeando clásicos.

Ficha técnico artística

Dirección: Marcelo Savignone

Autoría: Antón Chéjov

Versión: Marcelo Savignone

Actuación: Mercedes Carbonella, Merceditas Elordi, Sofía González Gil, Andrea Guerrieri, Marta Rial, Belén Santos y Marcelo Savignone.

Escenografía: Gonzalo Córdoba Estevez

Vestuario: Mercedes Colombo

Iluminación: Nacho Riveros

Video: Rakia Comunicación

Fotografía: Christian Holzmann

Diseño Gráfico: Ed

Prensa: Marisol Cambre

Producción Ejecutiva: Sebastián Romero

Producción General: Producciones Belisarias

Colaboración artística: Sergio Beron, Chusa Blázquez

Realización: Los Escudero

LA CARPINTERÍA

Jean Jaures 858

Teléfono 4961-5092

lacarpinteriateatro.com.ar

Domingo 17:30 hs

$ 220,00

Duración 80 minutos

Artículos relacionados

Mabel
¡Llegó la música!
Se oye el ruido de una tripulación
PREMIOS ACE, nominados 2015