ARCHIVO — 30/09/2014 at 12:26 pm

Spam

por

Un lingüista de saberes sospechosos, un profesor de lenguas napolitano, Mario Monti, se despierta un día en una habitación de hotel, amnésico, en algún lugar remoto del capitalismo tardío. Lo único que recuerda es el smoking que lleva puesto de la noche anterior. Sólo tiene en su computadora mails de una enigmática alumna, Casandra, ha quien ha robado su tema de tesis y una conexión a internet, para reconstruir entre buscadores, teleconferencias y karaokes mal aprendidos la trama que lo salve de su soledad más triste, en medio de todo ese spam.

Spam - Spregelburd

SPAM es la nueva obra de Rafael Spregelburd, un monólogo, conferencia, relato, una ópera hablada a la manera de Apátrida, donde se vuelve a encontrar con el músico Federico Zypce, pieza crucial de esta dupla creativa. Si Apátrida revisitaba el siglo XIX, SPAM es más tecnológica, industrial. “Una fantasía apocalítica con fondo de fin de fiesta” que prefigura el fin del mundo hipervirtual, hipermediático, atestado de basura material y cultural.

Este “fin de los tiempos” tiene un primer gesto escénico potente: los días de un mes calendario con números de chapa son soplados por una bordeadora, poniendo en juego que la obra se trata del azar, de la reconstrucción no cronológica en escenas fragmentadas, que como en toda pieza de Spregelburd se vuelve también reflexión sobre los mecanismos de construcción del relato. Hay trajes de neopren, sombras chinescas como modo fallido de comunicar por señas, traducciones del Google translator leídas en vivo, mafias seudochinas en la isla de malta, cuadros de Caravaggio, esquimales, muñecas italianas que insultan a sus dueñas. Todo en SPAM trabaja la estética espectacular del fracaso. De la soledad. De la imposibilidad de comunicación.

SPAM es un show, un cabaret hecho de retazos genéricos, la desesperación de un profesor tristón, un anti-héroe de music hall que necesita reconstruir / denunciar frente al público los mecanismos de la memoria, las arbitrariedades del mundo, las convenciones del lenguaje en la nominación. De todo esto está hecha SPAM. De los azares que reúnen y alteran las relaciones causa efecto. Con una enorme tristeza solipsista. Si Apátrida se preguntaba por el arte nacional, los procedimientos para construir una identidad común, SPAM parece ser una reflexión sobre el tiempo, sobre nuestro tiempo. Sobre todo lo que uno no quiere recibir, que se acumula en la bandeja de entrada de los espacios virtuales que nos recluyen hasta de nosotros mismos.

Ficha técnico artística

Dirección: Rafael Spregelburd

Dirección musical: Federico Zypce

Autoría: Rafael Spregelburd

Actuación: Rafael Spregelburd, Federico Zypce

Actuación en video: Laura Amalfi, Elisa Carricajo, Patricia Frencio, Pino Frencio, Manolo Muoio

Vestuario: Florencia Lista

Maquillaje: Georgina Serafini

Diseño de escenografía: Santiago Badillo

Diseño de luces: Santiago Badillo

Diseño sonoro: Federico Zypce

Video: Elisa Marras, Alejo Moguillansky, Alessandro Olla, Valentina Olla, Alejo Varisto

Música: Federico Zypce

Fotografía: Hernán Corera, Nicolás Levín

Asistencia general: Manuela Cherubini, Gabriel Guz

Prensa: Duche & Zarate

Producción: Cetc, Rafael Spregelburd, Federico Zypce

Este espectáculo formó parte del evento: IX Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA)

EL EXTRANJERO

Valentín Gómez 3378

Teléfonos 4862-7400

elextranjeroteatro.com

Viernes 21:00 hs.

$ 150,00

Duración 120 minutos

Artículos relacionados

¿A dónde van los muertos? (Lado A)
Todo
La sirena
Más Spregelburd para el 2017