FESTIVALES — 13/02/2014 at 1:20 pm

Temporada Alta en Buenos Aires / Semana Catalana en Timbre 4

por

El domingo terminó a todo trapo la Semana Catalana en Timbre 4. Fueron siete días a puro encuentros, de mixturas, de danza, de teatro, en un clima de fiesta. La Segunda Edición del Festival Temporada Alta en Buenos Aires contó entre sus espectadores con personalidades del medio como el talentoso Leonardo Sbaraglia, la exótica Graciela Alfano, y la humorista Gabriela Acher, además de su gran anfitrión Claudio Tolcachir. Aquí, nuestra opinión.

***

30/40 Livingston

Dirección y dramaturgia: Sergi López & Jorge Picó

Actuación: Sergi López & Jorge Picó

Esta historia gira en torno a un hombre-explorador-jugador (Sergí López) que decide alejarse de su padre y de su monótona vida para comenzar un viaje en busca de lo desconocido. En este viaje-iniciático, comienza a interactuar con el medio y a relacionarse con un “otro” que aparece en esta travesía. Se trata de un ciervo-hombre u hombre-ciervo (Jorge Picó).En el intento de establecer un lazo con él, pondrá en juego toda su subjetividad, su conocimiento, su idioma, su comportamiento, sus gestos. Pero a la hora de ganar o perder el “partido”, querrá imponer sus reglas. 30/40 Livingston parodia la crueldad humana hasta el límite, con humor del bueno.

Sergí López y Jorge Picó escribieron e interpretan esta pieza teatral con una genialidad y sutileza asombrosas. Utilizando las reglas del tenis, hablan de los vínculos humanos y de cómo éstos son atravesados y determinados por jerarquías de poder, ya sean económicas o afectivas, creando una analogía con alto contenido poético. Las interpretaciones son excepcionales: López, verborrágico, con movimientos compuestos con claras partituras de acciones y repeticiones de secuencias que rompen con el comportamiento cotidiano, bordeando lo absurdo; Picó, en cambio, no emite palabra alguna, su lenguaje corporal produce fascinación dejando a la platea cautivada con su interpretación.

La red de connotaciones que transmiten con esta analogía (tenis-sociedad) permite mostrarnos de manera lúdica cuestiones complejas de nuestro comportamiento humano. Nos deja picando en nuestra cancha interrogantes como ¿es posible salir de la mecánica de los discursos heredados cambiando estructuras instaladas que nos colocan frente al Otro como un contrincante que en algún momento del partido habrá que aniquilar? ¿Nos comportamos como meros espectadores girando el cuello de un lado a otro cuando es necesario en verdad que intervengamos activamente ante situaciones que perjudican a nosotros mismos y a los demás?

Por el momento el partido va 30/40, ¿y ahora qué? ¡Set o no set! Esa es la cuestión. Mientras tanto estos catalanes de la hostia ganaron el Wimbledon entero en tan solo 90 minutos.

 ***

Torneo de Dramaturgia

De jueves a domingo se llevó a cabo la segunda edición de este torneo que ya es un clásico de Temporada Alta y propone una dinámica muy particular, con una estética muy marcada. El objetivo del Torneo es motivar y apoyar la escritura teatral, presentando los textos al público poniendo en contacto a dramaturgos de culturas teatrales distintas. Ese fue el lema del Festival. El presentador, Juan Zuluaga, aparecía a través de una nube de humo y anunciaba todas las noches las reglas de este torneo transatlántico: “No copias, no plagios ni refritos. La obra debe durar aproximadamente 40 minutos y a uno de los personajes le tiene que suceder algo que le cambie la vida.”  Ese era el quid de la cuestión.

Siguiendo el mismo modelo que en la edición de 2013, se enfrentaron dos dramaturgos catalanes propuestos por Temporada Alta (Jordi Oriol y Pere Riera), con dos equipos de dramaturgos argentinos propuestos por Timbre 4 (Mariana Mazover y Melisa Hermida, Gonzalo Ruiz y Maxime Seugé). El torneo se desarrolló por eliminatorias: dos semifinales y la gran final. En cada fecha se  leyeron dos textos: uno argentino y uno catalán, con un intervalo, y al finalizar, el público, mediante votación popular, fue determinando al ganador.

Antes del enfrentamiento final, la tarde del domingo nos reunió en un encuentro de dramaturgia entre los finalistas, Claudio Tolcachir y Jorge Dubatti. El combate final fue una fiesta. Por un lado, Jordi Oriol con Mudamuda y Pere Riera con Red Pontiac que fue la gran estrella del torneo.

 ***

Sé de un lugar

Compañía: Prisamata

Dirección y dramaturgia: Iván Morales

Actuación: Anna Alarcón, Xavi Sáez

“Soy Xenófobo.

Del griego Xénos: Extranjero. Fobos: Terror”

Sé de un lugar donde intento encontrarte cada vez.

Y pareciera que se va haciendo más difícil. Hay cosas en medio, gente, quizás sombras, malosentendidos. Doy vueltas una y otra vez alrededor del mismo punto; los obstáculos se multiplican, pido permiso, muevo cosas, revoleo expectativas, e intento, siempre intento, amoldarme a un espacio no ideal para encontrarte. Quién sabe si algún día lo logre.

Sé de un lugar es una maravillosa obra pequeña que en cada vuelta del diálogo abre con humildad un mundo enorme, y trata de aproximarse al mecanismo por el cual las personas se aproximan.

Bere y Simón se separaron. Partió cada uno por una senda diferente. Ella, centrífuga, se evade de múltiples maneras: drogas, viajes, otros brazos. Él, centrípeto, se recluye en su casa en actitud casi monástica. Y allí están sin embargo, tejiendo un laberinto en medio de los espectadores para comunicarse uno con el otro, pero a cada vuelta en puntos opuestos de una curva que nos hace pensar en una versión reloaded de Verano y humo.

Y es que con el extrañamiento que produce el espacio no convencional, con el brillante recurso de sus guiños culturales, con su perfecta contextualización posmoderna y new-age –de la cual, incluso, se da el permiso de burlarse- la obra habla todo el tiempo del punto cero de la vida y del teatro: ¿cuál es el lugar de encuentro en las relaciones humanas?

¿Cómo puedo encontrarme con el Otro, cuando me siento tan extranjero de mí mismo?

***

Definitivamente, Temporada Alta se está convirtiendo en un clásico del verano porteño. Y desde Farsa Mag siempre recomendamos ver teatro de todos lados, y nada mejor que estos festivales para acercarnos un poco del viejo continente. Como bien rezan los dichos de Timbre 4: ir al teatro acerca mundos, ir al teatro es un viajazo.

¡Fins Propera Catalunya!

 

Por Florencia Aroldi, Carla Tomasini y Antonela Scattolini Rossi.

Artículos relacionados

Festivales de verano
Sudado
Cuando el bufón se canse de reír
Alta fiesta catalana en Timbre 4