ENTREVISTAS — 11/03/2013 at 1:08 pm

Tony Vincent

por

Estrella de Broadway (Rent, Jesus Christ Superstar, We Will Rock You, American Idiot), cantautor y ex-contendiente de “The Voice” (reality yanqui de cantantes que encontró su versión por estos pagos en “La Voz Argentina”), Tony Vincent se dió una vueltita por Buenos Aires, y lo atajamos unos minutos en una pequeña charla para que nos embriague con su espíritu humilde y fascinante.

 Voy a regresar por un momento a 1998 …

¡Esos eran días de RENT!

(Risas) Exacto. Te mudaste a Nueva York en 1998 para darle vuelo a tu carrera como cantante, ya tenías un contrato de grabación con EMI Records… Y terminaste en el elenco de RENT. ¿Qué te llevó al teatro musical?

Es curioso, como músico y compositor uno no es tomado muy en serio si tiene un pasado de teatro musical. Por lo tanto, hay una buena parte de la historia que tuve que ocultar cuando me mudé a Nueva York, porque si antes de tener un contrato discográfico la gente se enteraba que yo era actor, no me tomarían en serio. Dicho esto, aproveché cada oportunidad que tuve de actuar mientras crecía, en la escuela, en teatro comunitario, teatro regional, en cualquier lugar, la iglesia, todo lo que me ayudara a mejorar, sin importar el lugar. Buscaba cualquier oportunidad que me ayudara a mejorar mi capacidad de comunicarme con el público, a experimentar cómo era eso de conectarme con ellos, cómo moverlos emocionalmente, y eso requiere experiencia. Algunas personas nacen con un talento increíble, pero yo soy un verdadero creyente de que realmente hay que trabajar en eso de la comunicación, en lo que es ese polo de empuje de energía, que no es sólo un don. Eso es un arte que hay que perfeccionar. Uno puede ser un cantante increíble, pero no se termina ahí. Por lo tanto, antes de ser un cantante con un contrato discográfico, yo había crecido haciendo teatro,  incluso teatro convencional, teatro clásico, teatro musical…

¿”Teatro serio”?

Sí, exactamente. No había obras como RENT por aquel entonces, quiero decir, West Side Story era una obra que desafiaba los límites del amor,  o A Chorus Line. Pero parte de mi carrera comenzó ahí. Entonces, yo estaba actuando al mismo tiempo que escribía canciones, pero como en cierto modo me fui enfocando en ser un compositor y un artista independiente, nunca dejé que nadie se enterara, porque habría parecido poco serio.

Me pregunto por qué será…

Yo lo entiendo, creo que esa idea preconcebida es cierta el 90% de las veces. Creo que el 10% restante es muy diferente. Es lamentable, pero lo entiendo. Yo conozco a mucha gente que ha tenido contratos discográficos, gente de Broadway, y no pueden hacer nada, no son buenos compositores, no cantan con autenticidad en el ambiente del rock, sólo conocen el estilo del teatro musical en el que se criaron, y creen que pueden cantar rock n roll sólo porque pueden cantar belt. Detesto esa idea preconcebida, pero he terminado por creerla en su mayor parte.

Entonces, si no era tu objetivo ¿por qué te quedaste en ese ambiente- y quiero decir, habiendo tenido una impresionante carrera en el teatro musical – por tanto tiempo?

Bueno, siempre he ido y venido con mi propia música, y de hecho usé mi experiencia en [Jesus Christ] Superstar como una forma de mostrarme como cantante para conseguir otro contrato discográfico con Sony, porque cuando hacés ocho funciones por semana no podés salir del teatro e ir a tocar a un bar, así que invitaba a las compañías discográficas a venir a verme interpretar a Judas.

¿A pesar del riesgo de que no te tomaran en serio?

Ese rol, si no lo tomás en serio… Es poco apologético.

Y lo mismo pasó con Galileo …

Sí, esa fue una de las razones por las que me dieron el papel. En primer lugar, porque cuando yo audicioné para el musical de Queen, habían estado buscado entre 6 y 8 meses a alguien para este papel en el Reino Unido (no sólo Londres), y no podían encontrar un actor que pudiera cantarlo, por lo que se abrió la convocatoria a una agencia de casting en Nueva York que, curiosamente, había hecho el casting de RENT. Yo ya había firmado el contrato discográfico con Sony, y estaba en Londres en ese momento. Y justo llamaron a mi agente y le dijeron “¿Puede venir Tony a la audición para el show?” y él les dijo “Ya está está alla”. El lugar indicado en el momento indicado.

Después de tantos años en teatro musical y ya teniendo una carrera exitosa como cantante profesional … ¿Por qué te presentaste a “The Voice”? Sé que te han preguntado esto cientos de veces, pero quiero decir, ¿era para desprenderse de la imagen del hombre de teatro?

Es una pregunta muy legítima, y sí, exactamente, tenía que romper con el estigma de teatro. Y los medios de comunicación y la televisión son un recurso tan importante si uno quiere hacer – a falta de un mejor término- música pop. Es crucial generar un impacto, ya sea por youtube o en la TV, y no se puede negar que 17 millones de espectadores van a estar viendo tu cara cada semana. Eso, sumado también al formato del programa, todo el asunto de la audición a ciegas dónde el jurado te está dando la espalda, lo hace legítimo para mí, no hay trampas o engaños, es honesto, o se conmueven con tu voz o no. Por eso dije, tengo que romper con esta cosa de teatro y ver si estos artistas legítimos detrás de esas sillas apretarían ese botón.

Tu nuevo EP, “In My Head”, ¿es consecuencia de tu paso por “The Voice”?

Yo ya estaba trabajando en eso antes del programa, pero tuve que dejarlo un tiempo y luego volver a Nueva York para terminarlo. Estoy trabajando ahora con una empresa de representantes para ver si existe la posibilidad de tener otra chance en mi carrera discográfica. Hay muchas cosas en el aire en este momento, no tengo muchas respuestas… lo cual es extraño.

Lo cual es genial.

Cuando tenés una hija de 8 meses de edad es aterrador. Nunca pensé que iba a ser papá. Nunca deseé ser padre, porque como artista uno está muy enfocado en uno mismo, en su carrera. Yo no quería casarme, no quería ese bagaje, pero cuando veo la cara de esta nena…Es sobrenaturalmente hermosa, no lo entiendo porque tanto mi esposa como yo éramos niños muy poco atractivos (risas) No, verdaderamente lo éramos, así que el hecho de que esto haya salido de nosotros…  Y tiene un espíritu tan noble, se puede ver en sus ojos. He conocido a muchos bebés y recién nacidos a lo largo de mi vida y ninguno tiene esta cosa, y no es porque ella sea mía, realmente no lo es, es como si Dios se hubiera colocado justo sobre ella.  Vamos a ver lo que hace con su vida, pero es muy difícil de articular, incluso en inglés, cómo ella me ha movido como individuo, y ni hablar como padre.-

Artículos relacionados

El Musical Evita rompe récord.
Un argentino canta a Gardel en LA
La nueva compañía del West End
"El Exorcista" gira a las tablas