El año de Ricardo

En el escenario, una mujer con pelo azul canta karaoke, en la pared de atrás está proyectada la letra en inglés de la canción. En un momento que parece elegido casi al azar, un hombre vestido de Osito Cariñosito con una pistola en una sobaquera bajo el brazo y una Santa Biblia en la mano la obliga a dejar el micrófono y se pone a leer un versículo del Nuevo Testamento. Vale la pena aclarar que es en este momento que queda demostrado que, del lado de los artistas, no hay pandemia ni protocolo de higiene que pueda hacer mella en el teatro independiente porteño: sigue teniendo la misma fuerza que siempre.

Enterarse ahora, después de ver que hay un Osito Cariñosito enfierrado en escena, que la obra está basada o inspirada en Ricardo III de William Shakespeare podría generar ciertas reservas en quienes la espectan. Por suerte, el texto de Angélica Liddell ofrece las mismas libertades que se toma y nada se siente forzado.

Este Ricardo está aggiornado, no está con la espada en medio del campo de batalla medieval, sino con la foto de campaña para que algún partido lo ponga de candidato en las elecciones. Lo que sí permanece intacto es que Ricardo sabe perfectamente que no importa cuál partido lo ponga, si de derecha o de izquierda, lo que importa es el poder. Horacio Marassi podrá no tener una joroba brutal o una renguera evidente, pero expresa totalmente al hombre que se siente burlado, vejado y humillado por una deformidad que lo signó en sus orígenes y que un poco ha convertido en su manera de ver la vida: él es diferente al resto y le corresponde su venganza, su turno de humillar y hacer sufrir al resto.

La puesta de Mariano Stolkiner acierta en no dejarse abrumar por el peso de los temas que toca, como la muerte, la crueldad, el cinismo, el abuso de poder y la violencia. Los textos de Ricardo pasan tanto por una prosa pesada y potente como por una voz cotidiana y cercana. Sumado a esto, la chica de pelo azul más de una vez se pone a cantar alguna canción que seguramente todes sabemos, que en un principio parece no tener relación con lo que está pasando en escena, si no fuese porque, como corresponde en el teatro, están hablando de otra cosa.


Estreno: 7 de diciembre 2020 
Reestreno: 9 de enero 2021
Funciones: sábados 20:30 h en Teatro El Extranjero
Entradas por Alternativa

Ficha técnico artística

Autoría: Angélica Liddell
Dirección: Mariano Stolkiner
Actuación: Magdalena Huberman, Horacio Marassi, Alejandro Vizzotti
Voz en off:  Maya Stolkiner
Iluminación: Julio López
Diseño de vestuario: Gabriella Gerdelics
Diseño de espacio: Magali Acha
Realización de video: Marcel Cluzet, Mariano Stolkiner
Música: Rafael Sucheras
Fotografía: Esteban Widkicky
Asistencia de dirección: Ignacio Arroyo, Eleonora DI Bello
Producción: El Balcón De Meursault
Colaboración artística: Luis Yama
Coreografía: Magdalena Huberman

Acceso para Farsos

Si ya sos usuario ingresa, sino hace click y registrate.