Destacada
60'

Ver un unipersonal es poder notar el momento en el que el actor se divide en cuerpo y mente en muchos personajes… Claro está que Mauricio Dayub aleja a sus espectadores del mundo real y, desafiando las leyes de la física, les hace creer que hay cinco o más actores en el escenario. El equilibrista entra a la sala del Teatro Chacarerean, vestido con un poncho color naranja ocre dorado, un sombrero, un acordeón y dice: “El mundo es de los que se animan a perder el equilibrio”

El texto de Patricio Abadi, Mauricio Dayub y Mariano Saba, desequilibra, tuerce y muta en objetos y personalidades. En él, Dayub recorre los distintos roles de una familia, que van desde la generación del abuelo y la abuela, tanos, hasta la del nieto, argentino: quien ofrece su perspectiva e invita a conocer los lazos familiares. Sus historias alcanzan hasta las más íntimas de las emociones, que van desde la risa a la ternura, de la angustia al miedo, de la reflexión al romance. El actor comienza por el personaje del padre, martillero de subastas en un museo de arte contemporáneo, luego sigue el nieto; en patineta, que sufre porque Alejo, el inconcluso, le quitó el amor de su vida. Aparece el comiquisimo tío Chicho, el referí y termina el tío Quico, que es guardavidas y debe jubilarse. Estos personajes y sus monólogos ya estaban escritos por Patricio Abadi y Mariano Saba. Lo que incorpora Dayub son las conexiones entre ellos y agrega a los abuelos inmigrantes. El trabajo con el director, César Brie, fue el de unir las diferentes propuestas, darle un sentido y una linealidad en común.  

El equilibrista es una obra que habla de la juventud y de la finitud de la vida, el paso del tiempo, el amor, la pasión por la playa, la cancha o el arte, sobre los vínculos y las anécdotas familiares. Esta puesta, además,  homenajea a aquellos que en ese entonces llegaron a la Argentina como inmigrantes. La abuela Giuseppina, quien no es personificada por Dayub, eriza la piel de los espectadores apareciendo como un vestido colgado de una percha. Un vestido que retrata a esa señora que se viste para atender el teléfono. Ése es uno de los recursos del vestuario, la escenografía, los objetos y la actuación, el de tener diferentes lecturas y atrapar al espectador con ingenuidad, asombro y como dicen las palabras de Mauricio Dayub en el programa de la obra: Cuando llegué a ser adulto me di cuenta de que estaba en un problema: no me gusta la vida de los adultos. No me gustan la resignación, los cumplidos, los bancos, ni los remedios. Me gustan la ilusión, la euforia, la expectativa, la posibilidad. En eso ando. Por eso este espectáculo.”

La obra recupera lo artesanal del teatro al mostrar a los objetos como artesanías, que son movidos con un sistema de poleas, como luces, un balde de papeles, el vestido/abuela y más. Son éstos, otros actores con los que Dayub comparte la escena. El diseño de escenografía es de Graciela Galán, la escenografía de Gabriella Gerdelics, la realización de escenografía de Gabriela Kohatus y la realización de objetos de Alfredo Godoy Wilson, Mariano Indij, Lucía Lossada. “El mundo es de los que se animan a perder el equilibrio” le decían al nieto.“Justo a mí, que soy el menos equilibrado” pensaba él; ésa es la clave de éste unipersonal, dejarse perder el equilibro.

Ficha técnico artística

Dirección: César Brie

Autoría: Patricio Abadi, Mauricio Dayub, Mariano Saba

Actuación: Mauricio Dayub

Música: Pablo Brie

Arreglos musicales: Matías Wilson

Asistencia de dirección: Paolo Sambrini

Co-asistencia: Franco Planel

Diseño de escenografía: Graciela Galán

Escenografía: Gabriella Gerdelics

Realización de escenografía: Gabriela Kohatus

Realización de objetos: Alfredo Godoy Wilson, Mariano Indij, Lucia Lossada

Asistencia de escenografía: Mariela Solari

Diseño de vestuario: Gabriella Gerdelics

Realización de vestuario: Lidia Benitez, Elena Faranda

Pelucas: Roberto Mhor

Diseño de luces: Ricardo Sica

Operación de luces: Pablo Gómez

Operación de sonido: Paolo Sambrini

Maquinaria: Pablo Gómez

Fotografía: Marcos López

Diseño gráfico: Pablo Bologna

Prensa: Carolina Alfonso

Redes Sociales: Mariana Copland

Producción ejecutiva: Micaela Labanca

Producción general: Mauricio Dayub

Acceso para Farsos

Si ya sos usuario ingresa, sino hace click y registrate.